Escribo

Y al final supongo que era verdad aquello de que sólo escribo cuando estoy mal era cierto, ya ni escribo.

¿Por qué escribo?

¿Que por qué escribo?

Por cobarde, por miedo. Por no atreverme a vivir, a soñar otras vidas. Por eso escribo para que esas vidas sean disfrutadas por alguien… Por los héroes de mis relatos.