Reto Poember 2020 – IV

De nuevo, una semana más os traigo las palabras del #Poember de @RojoBosque, ya nos queda muy poquito. Ya sabéis que voy al día con el reto desde mi cuenta de Instagram. Gracias por estar y por leer.

OÍR
De pequeño
uno de mis mayores miedos era la oscuridad,
cuando la luz se apagaba
corría por los pasillos huyendo del vacío.
Junto a ella, y acompañándome aún de mayor,
ser el único en casa y oír algún ruido.
Dicen que los miedos son el eco de un instinto de supervivencia,
para mí son ecos de soledad.

TRES
Existe un campus estellae que atesora mis mejores recuerdos,
que acompaña a centenares de sueños en mi alma
con un puñado de decenas de noches en sus tierras.
Cuatro noches dormitando en la ciudad de las estrellas,
Tres veces necesité pisar la antigua Praza para amarla,
Tan solo busqué dos oportunidades para llegar hasta ella a pie,
y una cena de confesiones en Fisterre tras la puesta de sol…
Tantos momentos y jamás he peregrinado en año xacobeo.

BRÚJULA
Y en esta tormenta
Tu amor será mi brújula.

ENVENENADO
No podías hacer nada para cambiarlo,
ya era demasiado tarde para mí,
nunca te dije que mi corazón yacía envenenado.
No eran sonrisas lo mostrado en mi cara,
era la tensión de los músculos muertos.
No buscaba tus abrazos llenos de amor,
era una necesidad imperiosa de calor
como las lagartijas que se tumban al sol.
Ansiaba morir y desaparecer,
sentir correr el veneno por mis venas,
terminar llevo de muecas sonriente.

GALLO
Todos querían ser el gallo del corral,
a mí me bastaba con no ser el gallina,
ser simplemente uno más,
pasar inadvertido.
Todos querían lucir como un pavo real,
a mí me bastaba con no ser un pavo,
no parecer el más tonto,
pasar inadvertido.
Y, sin embargo, en mi interior,
deseaba ser el gallo y el pavo real
para que ella se fijara en mí…