Burda Mentira

Mas de repente con una palabra tuya vuelvo a soñar,
La misma ilusión que sé jamás debió existir ni existirá.
Con un mensaje me lanzo al vacío esperándolo todo
Y sabiendo no recibiré nada: me equivoqué.

Mientras, por el resto de frentes, intento hacerme el fuerte,
Mentirme a mí mismo y gritarme no me haces falta.
Burda mentira.

Y creyéndome fuerte vuelvo a caer en la melancolía.
Pero si tú no llegas a mí es porque yo no lo hago yo,
No me necesitas, ¿de qué sirve te eche de menos?
Más allá de mi esperanza sólo quedan las ilusiones

Burda mentira,
Mentirme a mí mismo y gritarme no me haces falta
Mientras por el resto de frentes intento hacerme el fuerte.

Sólo buscaba, como un náufrago, un pilar al que agarrarme.
Ese algo donde sostener mi pobre vida, mis leves sueños y,
Sobre todo, aquello que llaman realidad: mi realidad.
No lo encontré, sólo caí una vez más con todo aquello.

Burda mentira,
Creer que no he crecido, pensar que, a pesar del dolor,
No soy feliz; y ya no necesito hacerme el fuerte, lo soy.

Reencuentro

¿Quién fuera aquel que contemplara tu linda cara?
El tiempo acorta la distancia, es mi esperanza la que gana
quisiera poder besarte, cierra tus ojos y sígueme.
{Saurom, ‘El Cristal’}

Preciosa, quisiera hacer algo para sorprenderte,
Entregar otra parte de mi alma sólo para ti y
Devolverte todo aquello que depositas en mí
Porque sueño con el día en el que al despertar vuelva ver tu sonrisa.
La misma que busco en la noche entre mis sábanas, ingenuo de mí,
Que no entiendo lo lejos que queda: en los recuerdos.

Es… fue sencillo sentir tu hechizo,
Dejarme fluir sobre tus palabras y entre tus brazos
Perderme, y cobijarme en ti. Fundirnos
En un solo cuerpo al calor de la ilusión.

El abismo nos separa, mas yo, un simple poeta,
Sueño con tornarme agua
Para recorrer los poros de tu piel.
Vivir en tu cuerpo, sobre tu pecho, junto a tus labios.

Desearía esquivar barreras, cogerte de la mano y
Descubrir con besos tu espalda, mimar tu hada,
Y acariciar la tinta que camina en tu cintura.
Mantenerte a mi lado, acariciarte, abrazarte
Y besarte.

Libre

Tanto tiempo a tu lado, tantas tierras visitadas
Hacías que ser libre pareciera tan fácil… que te creí.
Mas ahora la libertad son sólo unos barrotes,
Ni siquiera de oro o plata, sólo son vil realidad:
Jaula ínfima y angosta iluminada por una pantalla.Me enseñaste a volar, y me sentí como en un sueño,
Tan alto, tan veloz y tan ágil que no pude recordar
La corbata, que cada mañana, aprieta mi cuello.Quizás nos equivocamos, quizás lo hice todo mal,
Tal vez no estuvo bien arriesgar, tal vez no debí soñar.

La chaqueta, en cada visita, apresa mi alma más.
La poesía sólo fue un sueño abandonado por la economía.
Con Ella no podría vivir, la segunda plato caliente aseguró
mas… no sólo de pan vive el hombre: también necesita libros.

Misiles Olvidados, con eigual

Este poema lo escribí hace algún tiempo, fue un pequeño experimento con eigual, y salió publicado en mi último poemario, El Collar de la Soledad:

¿De qué sirve amar cuando ya se dio todo?
¿De qué sirve luchar cada mañana por nada?
¿De qué sirve querer empezar todo de cero?
¿De qué sirve enlazar las estrellas a la noche?

Cuando se ha amado hasta doler la sangre.
Cuando la lucha te devuelve vacío y silencio.
Cuando empezar de nuevo, es asesinarte más lento.
Y solamente quiero el reflejo del cielo en tus ojos.

Todo es inútil en ese momento.
Mi alma llora soledad, tristeza, desesperanza y miedo
Y tu mirada está tan lejos, que ni puedo soñar con ella.
Sólo los recuerdos me quedan, sólo el dolor me acuna.

Así que me deshago de los misiles que anidan en mi pecho.
De los misiles de los días sin ti. De mi piel sin la tuya.
Los misiles llenos de besos que aún no te he dado.
Y estallan bajo mis pies, todos los recuerdos.

Ellos, como como yo, te buscaron. Mas no supimos llegar.
Aquella noche podría haberte amado a la luz de las estrellas,
Sólo cobijados bajo nuestro amor, y nuestros sentimientos.
Pero, no deseabas darme tu amor, ni siquiera tu indiferencia.

Y ahora solo queda esperar, a que tal vez el tiempo
me traiga lo que me negó tu voz y tu cuerpo.
Mientras tú, mi amor para siempre y estos recuerdos,
se irán difuminando en el olvido de tu nombre.

Luchar por Tus Sueños

Igual que ese árbol que el tiempo secó,
y sus hojas muertas el viento barrió,
así queda el alma cuando se pierde la ilusión.
¿De qué sirve entonces correr hasta el fin?
{Piel de Serpiente; Sueños perdidos}

La vida consiste en luchar y elegir: no puedes tenerlo todo.
Si eliges luchar por tu futuro, dejarás atrás los sueños;
Si decides luchar por los sueños, dejarás atrás la realidad.

Si luchas por tu futuro dejarás atrás los sueños.
La certeza de un buen trabajo y una buena vida es maravilloso.
Siempre que para conseguirlo no hayas renunciado a todo.

Si luchas por tus sueños dejarás atrás la realidad.
Pero la vida sin sueños no es nada, ni siquiera existencia,
De nada sirve un futuro si no tienes con qué pintarlo.

La vida siempre es difícil de llevar:
Cientos de caminos se prestan ante tus ojos,
Miles de decisiones deberás tomar sin saber.
En muchas de ellas errarás, te equivocarás,
Tendrás que sufrir su peso toda tu vida, todos tus días.

Quizás te equivoques, quizás lo hagas todo mal,
Tal vez no está bien arriesgar, tal vez no es bueno soñar
Pero si no lo haces, si jamás luchas por un sueño,
Nunca serás feliz, nunca estarás vivo y nunca serás tú.

Debes luchar por tus sueños, has de creer en ellos.
Te dirán que es una locura, pero ellos no saben nada,
Te dirán que has cometido un error, ellos no saben nada.
Nunca harás lo que tú quieres si escuchas a los demás.

En el camino hacia tus sueños, en la lucha
Puede ocurrir que hagas las cosas sin pensar,
Que ese error te persiga toda la vida… Da igual,
Hiciste lo correcto al arriesgarlo todo por algo que lo merecía.

Lo más importante de la vida son nuestros sueños,
Lo más importante de la vida son nuestros anhelos.

Lo más importante de la vida es… luchar por ellos.

Recuerda Que La Rosa

Una rosa he de buscar para vos.
Bajaré a El Jardín de La Niebla
Y surcaré sus tierras, palideceré su bruma,
Encontraré mi alma, encontraré tu aura.

El paisaje es tan desolador como mi soledad,
Apenas logro entender que aquí yazca una flor.
El territorio que alcanzo divisar frente a mis ojos
No concuerda con el que mi piel siente…

Sólo arena: la cálida arena del infierno me rodea,
Mas mi alma siente un frío inaudito, como en Siberia.
Vago sin andar, camino sin avanzar,
Miro sin ver, y allá está ella: Mi Rosa, Tu Rosa.

Rosa Negra frágil y quebrada cual cristal puro,
En mis manos pude reunir sus trozos,
En mis dedos, clavarme sus espinas envenenadas.

Derramar mi sangre sobre los pétalos quemados de frío,
Mis lágrimas sobre las heridas de las espinas,
Y mi vida en esa rosa negra, ya tornada color fuego.

Mi cuerpo morará en este triste frío Jardín de La Niebla,
Mas mi alma presta y rauda, otorgará la rosa de mi muerte
A tu cuerpo, para que vos, me recordéis.

Expolio

Siempre creíste tenerlo todo bajo control,
Tu vida sólo era un leve guion que habías escrito,
Imaginabas que nada podría tambalear tu mundo,
Mas no contaste con ella y sus ojos color miel.

Un día de repente aquella mujer, una desconocida,
Te miró, te sonrió, te saludó, te tocó y te derrumbó.
A ti que siempre pensaste ser un frío pilar de mármol
Y con sólo pasar la leve brisa del viento femenino
Fuiste reducido a escombros como un templo griego expoliado.
Como un arrecife de coral tras un tsunami: devastado.

En aquel momento tu vida dejó de tener sentido,
¿Para qué te sirvió ese guion? Lo perdiste todo.
O tal vez no…