Matemáticas

Y aunque nunca más vuelva a besar tus labios
seguiré soñando que tengo esa oportunidad,
y aunque nunca más pueda ver tu cuerpo,
seguiré imaginándolo como la vez que me hizo temblar.

Ha pasado demasiado tiempo, te alejaste, nos separamos,
aquella tangente que nos unió siguió su curso:
Tú en línea recta: derivada de x cuadrado; y yo en círculos.
Maldita aritmética, malditos conocimientos,
¿Por qué no podemos ser senos y cosenos que se cruzan;
o paralelos para sentirte más cerca, aunque inalcanzable?

De nada me sirve mantener nuestra historia en mi recuerdo.
Las funciones no tienen memoria, y las aleatorias no se repiten.
Busco la función que represente el recorrido hasta ti,
Y me encuentro con un dominio irracional, incapaz de resolverse.

Terminé por aprender y dejé de buscarte en círculos viciosos,
Ahora me dedico a sumar las copas de los bares,
Convexas o cóncavas no importa si traen besos
¬aunque nunca sean los tuyos o sean imaginarios¬.

Besar. Nunca volví a tus labios


Besar (link al audio)

Y aunque nunca más vuelva a besar tus labios
Seguiré soñando que tengo esa oportunidad,
Y aunque nunca más pueda ver tu cuerpo,
Seguiré imaginándolo, como la vez me hizo temblar.

Ha pasado demasiado tiempo, nos distanciamos,
Aquella tangente que nos unió siguió su curso:
Tú en línea recta y yo en círculos.
Maldita geometría, malditos conocimientos,
¿Por qué no podemos ser senos, cosenos,
O paralelos para sentirme cerca de ti?

Porque dentro de mi círculo, a veces, va creciendo la esperanza
Pero se fusiona con lo turbio, la oscuridad, la falta…
Mezcolanza, amalgama, fárrago, soledad. Tú.

No queda lugar, no cabe la ilusión, ella no germinará.

Y lloro, pero tampoco hay hueco para las lágrimas
Y caen muy rápido, y el cristalino es iris,
Y la pupila se expande por todo
Y yo no soy, y tú sí eres.
Y ellos están,
Y lloro.

Alcanzo con mis manos el diámetro,
Me alegro de no saber geometría, ni lo que digo.
Sonrío con viejos poemas, entiendo el vértigo, sonrío:
Déjame con mi locura. Vivan las alturas…