Recuerdos de Tu Soledad

Desde hace unos meses he estado trabajando, más o menos en silencio, en lo que será mi próximo poemario. El título que llevará, ya definitivo, es Recuerdos de Tu Soledad; y a diferencia de mis anteriores libros de poesía en este los poemas sí narran una historia, la de un poeta que se enamora, más o menos real, más o menos autobiográfica, más o menos fantasiosa, más o menos, o menos, menos…

Los textos están entrelazados para desarrollar las distintas etapas del amor y de distintos amores, así como, las sensaciones que estos producen. En un principio, estará dividido en cinco partes, cinco tipos de sentir, de aventuras pasadas, prohibidas y eternas, pero sobre todo de sueños y momentos únicos. Más de sesenta poemas para presentar una vida, una historia (historia es solo otro nombre para decir pasado). Cientos de versos para aprender que el amor es caprichoso y no siempre hay finales felices esperándote, o puede que sí, que simplemente estén ahí pero que aún no ha llegado su momento.

El título es la evolución de lo que en su día pensé para mi primer poemario –Tawq al-Ūaḥda, El Collar de La Soledad–, y que tras un tiempo en un archivo olvidado y algunas revisiones mediante quedó en lo que veis hoy: Recuerdos de Tu Soledad. La idea conjunta de que el libro reflejase la evolución del poeta, del amante, del enamorado, de la persona al fin y al cabo, también llevaba tiempo en mi mente, sin embargo, lo que no estaba decidido hasta hace unos meses era el final. Aunque aún está por escribir ese epílogo, sigue pendiente ese último poema que le da nombre y vida al volumen.

Todavía no puedo, aunque me gustaría, dar fechas aproximadas sobre su versión en papel, pero es muy pronto para ello. Con los años he ido aprendiendo y madurando, es necesario macerarlo todo bien, el tiempo que sea necesario, seguir investigando y probando diseños, hacer las pruebas que sean precisas y que no haya errores de ningún tipo. La mayoría de poemas que lo componen son inéditos y originales, algunos se publicaron en mi último libro a modo de adelanto, y otros se han visto en la web, pero el paso de los días enseña y ayuda a pulir los detalles más nimios para que el conjunto tenga sentido, y como me dijeron alguna vez, “déjalo olvidado en un cajón, y vuelve a las semanas para corregirlo”.

Por ahora, para aliviar la espera, os dejo con unos versos, y os traeré más noticias e información muy pronto.

Me concedo el derecho a no olvidarte
Igual que a un preso su última cena.
Un gesto de humanidad a un reo que no lo merece.

Me concedo el derecho a escribirte poemas;
Versos que nunca te enviaré, ni publicaré.
Una locura más de alguien que aprendió a volar.

Me concedo el derecho a buscarte sin decírtelo,
Mas no te preocupes, nunca me encontrarás.
Un recuerdo me basta para sentirte más cerca.

Me concedo el derecho a llorar en la noche
Y convertir en legañas mis lágrimas huérfanas.
Una forma más de no abrir los ojos al despertar.

Me concedo el derecho a imaginarte despacio,
recrear imágenes de tu pecho besando mi espalda,
Una caricia para girarme y descubrirme sin ti.

Me concedo el derecho a conservarte
Un día más, hasta que vuelvas o pueda olvidarte.

Una respuesta a “Recuerdos de Tu Soledad”

Comentarios cerrados.